THE MASKMAKER

 

Las pinturas rupestres  nos certifican la antigüedad del uso de las máscaras y nos desconciertan en cuanto al poco conocimiento que tenemos de ellas.

Sin embargo “ es un hecho que toda la humanidad lleva o ha llevado máscara . Este accesorio enigmático y sin destino útil está más extendido que la palanca , el arco , el arpón o la rueda .” Sabemos que ellas han participado en los momentos más nobles e innobles , bellos y graves de nuestra historia colectiva. Ellas han estado en nuestras danzas amatorias , expiatorias , nacimientos , ritos iniciáticos , guerras , fiestas y funerales.

Nos han defendido y nos han atacado , nos han asustado y hemos asustado , hemos reído y llorado y por su intermedio hemos sido dioses y demonios , espíritus del bosque y animales , nos han hablado a través de  ellas y hemos hablado a través.

Hoy se nos hace muy difícil entender la significativa importancia y poder que la máscara ejerció y ejerce sobre las culturas primitivas.

Al abandonarlas hemos abandonado gran parte de nuestra memoria colectiva. Hoy hemos olvidado los lentos y dificultosos mecanismos de interrelación entre los hombres y sus temores , preguntas , anhelos , necesidades y obligaciones , frente a los cuales la máscara ha sido un interlocutor válido y dinámico.

Ciertamente , ya no recurrimos a la representación de la máscara   para pedir la lluvia , la fecundidad  o la paz de nuestros muertos , ya no encendemos hogueras para frenar la muerte del sol y estamos muy lejos de danzar para aplacar las pasiones de los dioses ... quizás porque como hombres modernos ya no creemos más en dioses y cada vez creemos menos en nuestras propias pasiones.

Una cosa es cierta : mientras exista la fascinación por las cosas que se nos ocultan, mientras alguien esté dispuesto a jugar en este juego de ilusiones , mientras alguien busque al “otro”, las máscaras nos estarán acompañando.


Jorge Añón

 



Atrapado y fascinado por las máscaras, afortunadamente, en estos 15 años de trabajo en cuero, jamás me he sentido prisionero de ellas; muy por el contrario, a menudo ellas me han liberado de una cantidad de dudas, temores, alegrías, silencios, que he podido manifestar por su intermedio. A pesar de estar investigando la máscara desde diversos aspectos teóricos y prácticos, experimentando con diversos materiales y texturas tales como metales, papel, látex, resinas, alambres, cortezas, telas, etc., y a pesar de que cada máscara debería construirse con el material que mejor representa a su particular energía, ha sido la extraordinaria nobleza del cuero la que lo convierte en mi material preferido. Al marcarme la aspiración prioritaria de que las máscaras mantengan siempre latentes la posibilidad de ser usadas, surgen inivetablemente, múltiples condicionantes en el diseño, peso, visión, respiración, calor, elasticidad, texturas, pinturas, etc.

Nuestras máscaras se van adaptando a la cara y al uso y no les afectan mayormente ni el agua ni el sudor. El sistema de repujado en etapas con un buen cuero de vaca de aproximadamente 1 mm de espesor permite combinar la elasticidad y la liviandad con la fortaleza del contrachapado en los lugares "claves" de la máscara. Como un buen par de zapatos de cuero , las máscaras te sorprenderán por su calidad y fortaleza , siendo ideales para actores o personas que consideren que la relación con una máscara puede ir mas allá de una noche de fantasía.Como artesano, considero imprescindible la necesidad de ponerme una y mil veces cada máscara, probarlas, sentirlas, escucharlas y disfrutarlas y a pesar de no ser actor, a menudo participo en diversas performances en donde me divierto mucho. Una de mis performances preferidas es con la máscara de un chancho ; con ella me revuelco en el barro y (debo confesarlo) me siento absolutamente feliz.

 


                                   Esta  máscara tiene más de 10 años de uso,

                                   Habiendo participado en innumerables eventos.

                                   Luego de embarrada se lava con agua dulce , se

                                                           seca y luego se encera o engrasa un poquito

 

 

Jorge Añón

Nació en Montevideo (Uruguay) el 20 de agosto de 1954.

Autodidacta. Desde 1968 participa en diversas ferias en distintas partes del mundo , investigando sobre distintas técnicas , principalmente cuero y metal dedicándose en la actualidad a la realización de máscaras y esculturas en cuero, ornamentos e instalaciones.

Orfebre, mascarero, también utiliza el maquillaje como medio de expresión y de estudio de diversas texturas y como complemento infaltable de la máscara ; ha realizado trabajos para varios grupos de teatro , incluyendo varios a la Comedia Nacional , participado en diversos videos (“La BCG no engorda” , “Mamá era punk” , entre otros)y realizado sus propios videos experimentales.
En Uruguay ha participado en varias ediciones de la Feria de Libros y Grabados , así como en la Feria de Artesanía de Punta del Este.